Esta web utiliza "cookies" propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las "cookies".

¿Por qué someterse a cirugías vaginales?

A medida que las mujeres envejecen, la piel pierde su tersura de forma natural y los músculos y tejidos tienden a decaer. Las relaciones sexuales y dar a luz pueden hacer que la vagina se agranden más allá de los límites de la elasticidad. Incluso las mujeres relativamente jóvenes, en sus 30 años de edad, o posterior a un parto vaginal, a menudo notan cambios en la apariencia y el tamaño de sus labios vaginales y la holgura dentro de su canal vaginal.

Aquellas personas que desean mejorar su vida sexual o reducir el volumen de los labios mayores pueden optar por diferentes técnicas quirúrgicas o no quirúrgicas, para resolver estos inconvenientes.

Es evidente que todo el mundo tiene distintas formas y tamaños, pero hay un área del cuerpo donde la flacidez puede afectar más allá de su apariencia. A medida que uno envejece, su cuerpo experimenta un cierto deterioro natural, pero una vida sexual sólida y el parto pueden ayudar a la naturaleza de forma equivocada. Muchas mujeres prefieren mantener en secreto sus propios puntos de vista sobre las zonas íntimas de su cuerpo. Pero los músculos y tejidos que se han estirado hasta un punto de no retorno pueden afectar a la vida sexual y calidad de vida. Es así que pueden aparecer “bultos” a través de la vagina, producido por los llamados prolapsos, que es cuando un órgano se sale de su sitio habitual y desciende, entre otras causas, por debilidad de los tejidos, a través de la vagina.

Los órganos que pueden propasarse a través de la vagina son:

  • parte de vejiga
  • recto
  • útero
  • o solo vagina en pacientes que por distintas causas le han extraído el útero (histerectomía).
Para ver la complejidad de un prolapso, se los ha dividido en grados y de acuerdo a cuanto descienden hay 4 grados, según sobrepasen o no la entrada de la vagina (introito vaginal).

También, hay mujeres que sienten que sus labios vaginales no son las partes más atractivas del cuerpo, pero en algunos casos, los labios de la vulva pueden ser antiestéticos, pudiendo haber molestias o dolor debido al roce, siendo causa de incomodidad en las relaciones sexuales.

Tipos de cirugías en genitales externos: vagina y vulva

  • Histerectomía vaginal: extirpación del útero a través de vagina, porque está descendido o prolapsado, o porque tiene una enfermedad.
  • Plastia del prolapso de vejiga o recto: (colpocistocele o colporrectocele). Es cuando la vejiga o el recto, descienden a través de la vagina, produciendo un bulto en la zona, acompañado o no de incontinencia urinaria.
  • La vaginoplastia es un procedimiento que tiene como objetivo "contraer" o “elevar” la vagina que se ha debilitado o descendido a causa del parto o el envejecimiento. También se puede hacer ampliación o reducción del conducto vaginal, alterados por diferentes causas.
  • Reconstrucción de vagina: en pacientes que no tienen vagina porque han nacido sin ella, o que la han perdida por cirugías oncológicos radicales. Hay diferentes técnicas de reconstrucción para que tengan una vida sexual normal.
  • Labioplastia es la cirugía que se realiza en los labios de la vulva para cambiar el tamaño o la forma de los mismos, normalmente haciéndolos más pequeños o corrigiendo una asimetría entre ellos. Se puede realizar sola o con vaginoplastia. Hay cirugía y procedimientos para corrección de labios mayores y menores. Este procedimiento se lleva a cabo cuando la paciente experimenta molestias debido al agrandamiento de los labios, que pueden deberse a algún defecto anatómico. En algunos casos, esta cirugía se practica por motivos puramente estéticos.
  • Tratamiento incontinencia urinaria: los prolapsos genitales pueden ir o no acompañados de incontinencia urinaria de esfuerzo. Es algo que altera la calidad de vida y muchas veces, la mujer tiene que usar compresas en forma permanente ya que ante el mínimo esfuerzo (toser, estornudar, reírse, saltar) tiene fuga de orina. Este inconveniente se puede solucionar colocando mallas especiales a través de vagina (TOT o TVT)
  • Laser genital: de reciente aparición para el uso genital, es un procedimiento que no precisa cirugía, ambulatorio con  anestesia local, prácticamente indoloro y sin efectos colaterales con altos porcentajes de éxito. Se utiliza para el tratamiento de la incontinencia urinaria leve a moderada, restablecer la lubricación y elasticidad del tejido vaginal y vulvar.
En la UNIDAD DE SUELO PELVICO y UROGINECOLOGIA del Hospital Virtual M contamos con los mejores especialistas y tecnología necesaria para resolver cualquiera de estas patologías, avalados por más de 25 años de trayectoria y numerosos casos de éxito en este tipo de prácticas quirúrgicas. Para más información, no dudes en consultarnos, puedes tener una charla por video-llamada con el especialista.

Regístrate y envía tu consulta

* Recuerda que, en la video-consulta, no siempre puede hacerse un diagnóstico definitivo, debido a que puede ser necesaria la exploración o pruebas complementarias. En esos casos, te derivaremos a una clínica o profesional de confianza cerca de donde te encuentres.

¿Tienes alguna duda?

Si tienes alguna inquietud, no dudes en contactarnos. Te atenderemos a la mayor brevedad posible, y no olvides que la información que se ofrece en esta web es orientativa. Lo mejor, ante la duda, es consultar a un experto.